Main menu

Que dolor de cabeza¡¡

 

Descripción del problema por parte del cliente

El cliente indica un estado de malestar, debido a un dolor de cabeza agudo en el lado izquierdo de la misma. Si bien, no es un problema crónico, el evento se produce con cierta regularidad.

 

Intervención de la PNL

Probablemente Richard Bandler habría pedido al cliente de concentrarse sobre el dolor de cabeza y después le habría dado un pisotón sobre un pie. Cuando el cerebro viene tomado por sobresalto, desplaza la atención o el dolor de un punto del cuerpo a otro, haciendo pasar inmediatamente el  dolor de cabeza. La estrategia utilizada en este caso con el cliente, ha sido aquella de guiarlo a visualizar el dolor de cabeza. El dolor de cabeza es una sensación, pero a veces con  la pregunta justa, los clientes dan una descripción visual del dolor de cabeza. (La misma cosa vale para cualquier otro dolor. Se específica, sin embargo, que la PNL no es un sustituto de la medicina y la programación neuro lingüística no es un médico.)

Una vez visualizado el dolor de cabeza, el cliente da una descripción detallada. El dolor de cabeza lo representa como una piedra tan grande como su cara, de color oscuro. Hay clientes que dan descripciones precisas de lo que observan y otros que son mucho más vagos. Para el éxito de la intervención es oportuno guiar al cliente a una descripción precisa de lo que ha representado en su cabeza.

Para hacer consciente al cliente del proceso, le pido en una escala de 0 a 10 cuanto es fastidioso el dolor de cabeza. Me dice 7. Prosigo la intervención pidiéndole al cliente de alejar la piedra y hacerla más pequeña. Contextualmente se verifica que la piedra se aclara dando una sensación de relajación. Continuo a repetir el ejercicio un par de veces hasta el punto que el cliente no tenía más el fastidio.

 

Explicación en términos de PNL

El malestar inicial (7) se acopla solamente a las características de la piedra. Si se modifica las características de la piedra cambia la sensación acoplada y se puede reducir rápidamente el fastidio hasta neutralizarlo. Sin embargo, se puede modificar el fastidio actuando sobre la fisiología de la persona. Un cambio de la fisiología, de la postura, de la respiración puede reducir hasta eliminar la molestia.

En caso de cronicidad es más indicado un replanteo de seis pasos o reestructuración en seis fases, que es, sin duda, muy incisivo.